Universidad para electricistas

1 Mar

EVA Y.

Son tiempos de cambio en el mundo del periodismo.  En realidad no sé por qué seguimos usando esa frase: siempre han sido tiempos de cambio en el mundo, en general. Pero en este momento somos nosotros -y no los caballeros medievales ni los androides del futuro- los que vivimos en nuestras carnes la mutabilidad inherente a la rotación planetaria.

Curiosamente, y aunque somos pioneros en la compra de smartphones y tablets, a España se le tuerce el gesto cada vez que tiene que modernizar con tecnología de última generación algunas de sus instituciones. A veces lo hace tarde, mal y a rastras… Pero es que otras veces, directamente, ni lo hace. Solo hay que detenerse en el caso de la Universidad Complutense de Madrid, concretamente -y para hablar con conocimiento de causa-, en la Facultad de Ciencias de la Información.

Caco-empresario de Word Office

Profesores de 70 años que no se actualizan desde la posguerra; colas milenarias a las puertas de la secretaría; impresos de matrícula -probablemente calibrados con tipómetro- a los que solo les falta una imagen prediseñada de Word Office para ser más lastimeras… Y de informatización, nada. Si quieres saber tus notas y las del resto de tu clase, date siete paseos hasta la facultad hasta que en el tablón de la clase aparezca ese papiro venido de la Antigüedad. Una Sábana Santa puesta por la mano de Dios y que nada entiende sobre protección de datos.

El acompañamiento perfecto para este rudimentario contexto no podía ser otro que un contenido arcaico y repetitivo. El “¿Qué es una noticia?” es, a Ciencias de la Información, lo que “¿Te gusta conducir?” a BMW. Un ritual en forma de pregunta retórica con el que arrancan el 90% de las asignaturas. Otros mantras de esta facultad son: “¿En qué se distingue la información de la comunicación?”, “El triángulo invertido” y “Las 6 W”. Ojo, también hay profesores transgresores que se atreven a romper con todo, como dedicar una asignatura de Nuevas Tecnologías al grabado en piedra y en madera ¡Viva la libertad de cátedra!

Luego acabas la Universidad y haces una retrospectiva de tu paso por ella: no has mejorado ni aprendido ningún idioma, no has tenido ni una clase sobre informática o diseño y no tienes ni idea de los que es el SEO o el community management hasta que empiezas a buscar trabajo. Tampoco es que tengan mucha ciencia ni que saber de ello sea la salvación a la precariedad y al paro. De hecho, por mucho que sepas nunca será suficiente para el insaciable Infojobs y sus colegas; porque cuando empiezas a ser un habitual de los portales de empleo tus esperanzas de encontrar eso, empleo, se desvanecen.

El periodismo se ha convertido en el músico-orquesta de las profesiones. Entonces si tienes 5 años de experiencia, dos o tres idiomas, manejas programas informáticos a nivel de ingeniero y haces las veces de diseñador gráfico – todo eso que en la Complutense no se aprende- puede que tengas suerte y consigas un trabajo con un salario “según valía”. Por si acaso los filtros no funcionan y se cuela algún pringao de perfil bajo.

Los “periodistas” que frecuentamos las barras de direcciones -y cada vez menos las de los bares- persiguiendo una oportunidad online sabemos de la existencia de algunos hitos de la búsqueda de empleo. Ya son clásicos el “redactor con sueco” y “redactor con hebreo”  colgados desde verano de 2012; otro menos conocido pero igualmente destacable es el de “redactor con farsi”. Casos que los futuros estudiantes de periodismo aprenderán en sus clases y que sustituirán a Nipho, Pulitzer y Hearst en los temarios.

Aún no es de dominio público, pero algunos expertos en la descodificación de mensajes encriptados ya sabemos lo que en realidad se esconde tras esas ofertas imposibles. Detalle más, detalle menos; requisito arriba, requisito abajo, todas se pueden traducir utilizando la siguiente plantilla -podríamos considerarla el Europass de las empresas-:

 

Se busca pariente -valorable hijo-, amigo o conocido de persona influyente en esta empresa para puesto de GANDUL manager.

Funciones:

– Bajar a tomar café al bar de la esquina 6-7 veces durante la jornada de trabajo. Podrá requerirse pincho de tortilla.

-Visita de redes sociales (actualización constante con chistes verdes, vídeos absurdos, etc), descarga de capítulos y películas en horario laboral y, lo más importante, navegación por páginas porno.

– Gestión y ejecución de llamadas personales desde el teléfono de la empresa.

– Visitar a jefes y superiores suministrando obsequios, halagos y alguna gracieta que otra. Despacheo.

Requisitos imprescindibles:

-Ser pariente, amigo o conocido de persona influyente en la empresa. Valorable hijo.

– Experiencia de al menos 5 años en la NADA.

– Conocimientos avanzados de rascadura de barriga.

-Agenda telefónica propia para llamadas personales desde el trabajo.

-Buscamos a una persona con gusto por la desidia y la pereza, pero con un elevado ego.

Salario: ni preocuparse por eso, la mitad será en negro.

 

Otra cosa no, pero de identificar este tipo de lacras sociales y de descifrar lenguajes vacuos propios de la más rancia burocracia sí hemos aprendido algo en la Complutense. A ella le debemos las mejores clases prácticas y los mejores maestros en la materia.

Anuncios

2 comentarios to “Universidad para electricistas”

  1. Alfonso marzo 2, 2013 a 9:25 pm #

    Nota para la reflexión.

  2. Alfonso marzo 2, 2013 a 9:49 pm #

    No cabe duda que las palabras de Eva Y. ponen al descubierto el lamentable estado de la docencia en este pais, lo mismo que describe que ocurre en la facultad de ciencias de la informacion se puede extrapolar al resto de facultades (algunas cosas de las que describe las he sufrido en propia carne en la UNED).Pero….¿que hay del sistema educativo hasta llegar a la universidad?.
    Está claro que a los padres de la patria les interesa mas tener un pais de borregos.
    Para la reflexion por tanto lo escrito y descrito por Eva Y. porque de la formacion recibida da lugar al tejido laboral y empresarial y todo junto a un pais… y que pais!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: