Archive | Burrocracia RSS feed for this section

Lo dice el Papa

2 Ago

Alguien tenía que poner orden en todo este caos informativo; alguien tenía que desmontar esta sucesión de titulares alarmistas que tienen el miedo al terrorismo fundamentalista como caldo de cultivo.

Ha sido el Papa Francisco, quien más que un líder de religioso va camino de convertirse en un icono indie. No es por su música -que también-, sino por su visión sobre algunos de los temas más controvertidos que afectan hoy en día a la sociedad.  Es lo que dice y cómo lo dice -lo piense o no-. Sus declaraciones suelen ir en dirección contraria a la línea que marcan los mensajes de los políticos de turno y, por extensión, los medios de comunicación. Aporta perspectiva y autocrítica, y eso incomoda.

24-01 Libreto Papa Francisco.ai

“Con el fundamentalismo se puede llega a matar, y se puede asesinar con la lengua y el cuchillo, pero no es justo identificar al islam con la violencia”, ha dicho el Papa a EFE sobre los recientes episodios de violencia en Francia y Alemania.

Los últimos días hemos asistido a una auténtica histeria mediática. Desde el 14 de julio, día en el que un hombre mató a decenas de personas en Niza arrollándolas con un camión, los titulares se han llenado de ataques -o intentonas- perpetrados por “refugiados” o personas de procedencia árabe sobre los que siempre pesa la idea de terroristas. Sin malas interpretaciones: los políticos y los medios de comunicación están anulando la posibilidad de que cualquier persona de origen árabe que cometa un crimen pueda tener otra motivación aparte de fanatismo religioso.

Tanto el adolescente que mató a 9 personas en Múnich, el refugiado que se inmoló a la entrada de un festival en Baviera, como el hombre que trató de acuchillar a un cantante callejero en el metro de Londres han sido señalados como enfermos mentales. Sea esto cierto o no, parece que estemos empezando a descubrir que los desórdenes psiquiátricos no son exclusividad de los asesinos en masa occidentales. ¿Cuál sería la primera teoría si hoy se repitieran los fatídicos episodios de Columbine, Dunblane o Virginia a manos de un iraquí? ¿Qué se barajaría como primer móvil si el piloto de Germanwings hubiera sido marroquí?

Cualquier periodista sabe que los suicidios -incluso aquellos que responden a una determinada situación social- son un tema tabú en los medios de comunicación. Se dice que pueden tener un efecto llamada. No parece que con el terrorismo se esté mostrando tanta sensibilidad, ni haya preocupación por alentar dicho efecto o, en la otra cara, por generar miedo en los ciudadanos.

Se menciona la posibilidad de ataque terrorista incluso cuando no se tiene confirmación, y se informa de episodios sueltos que solo encajarían en la sección de sucesos que un diario local si el origen del atacante fuera otro. La violencia es violencia y, como dice el Papa, “todos los días se leen en los periódicos violencias de todo tipo”.  También ha añadido que “el terrorismo está por todos los sitios” y “crece cuando no hay otras opciones”. Palabra del Papa.

mass miedo

Hemos vuelto para quedarnos (como bustos)

26 Jul

bustocracia_dibujo.jpg

El 8 de noviembre del año 2014 hacíamos un descanso en nuestras publicaciones por el mismo motivo que nos llevó un día a escribirlas: por la crisis. La crisis abarca muchos sentimientos, infinitas realidades, y en este caso dos países (España y Reino Unido). Casi dos años después, las dos autoras siguen sobreviviendo en estas dos trincheras (separadas pero con trabajo). Eso sí, con un presente que llega cargadito, con una España sin Gobierno, un Brexit en en la Europa  de los no refugiados y dos modas informativas: DAESH y Venezuela.

El caso es que nos hemos dado cuenta de que aunque no lo parezca, poco hemos cambiado. Sobre todo ellos, los bustos. Esos que siguen sumando escaños pase lo que pase, esos que siguen pensando más en su ombligo que en el de los miles de millones de personas que componemos esta Bustocracia. Así las cosas, hemos decidido dar por finalizada esta tregua, utilizar nuestras mejores armas creativas y lanzar un mensaje alentador a nuestros fieles (sean los que sean y sean como sean):

Preparaos para escuchar, para pensar y para dialogar sobre lo que nos de la gana. Siempre con humor, siempre con inteligencia, siempre con vuestra cracia.

 

Vuestras señorías: Katy Lema y Eva Yera

 

 

La pantalla: instrumento de villanos

3 Abr

EVA Y.

Como los grandes villanos: así comparece de nuevo Mariano Rajoy. Amparado por la unidireccionalidad de una pantalla de televisor se dirige cuando quiere y como quiere a la masa alienada, que escucha su mensaje con la mirada perdida y un hilillo de baba cayendo de su boca entreabierta… O eso es lo que le gustaría a nuestro presidente.

Tal vez albergue la esperanza de que aún alguien en este país asuma sus discursos sin cuestionárselos, y probablemente así sea -no hay más que echar un vistazo a las encuestas de intención de voto-; pero la verdadera razón de que Rajoy se sienta cada vez más cómodo tras el plasma es la protección blindada que este le ofrece ante las perversiones inquisitorias de la prensa y de la opinión pública. Rajoy se siente tras esa pantalla como un bebé en el vientre materno: no le importa lo que esté ocurriendo en el mundo exterior ni se preocupa de sus movimientos, solo disfruta de su comodidad mientras todos en el exterior quieren notar su presencia y con una simple patadita se convierten en un torbellino de alborozo. 

Claro está que el sentimiento generalizado de la ciudadanía no guarda ninguna similitud con la alegría, sino con la ira, la rabia, la impotencia y la frustración. Y aún así, seguimos pegados a nuestras pantallas para escuchar lo que dice el Presidente a través de su pantalla. Pantallas dentro de las pantallas.

Esta estructura de muñecas rusas a la que también podemos llamar “metapantalla” ya la hemos visto antes. Ocurre cuando vemos una de esas películas o series en las cuales el villano se comunica con sus súbditos, sus víctimas o sus subordinados a través de monitores. La cultura popular da buena cuenta de esta práctica con connotaciones no precisamente positivas.

El Gran Hermano en 1984 (adaptación de la novela de George Orwell)

Hacia el segundo 55 se puede apreciar la omnipresencia catódica del Gran Hermano, el líder del INGSOC, partido único que en esta ficción gobierna Oceanía. Él también se sirve de las pantallas o “telepantallas” para llegar -y vigilar- a la gente en todo momento con fines propagandísticos, sin que la gente tenga oportunidad de llegar a él (ni siquiera se sabe si existe realmente).  Si Orwell levantara la cabeza tendría motivos para vanagloriarse por su buen tino: lo que en su novela de 1949 era una distopía vagamente futurible se ha convertido en España en un presente con visos de proyecto piloto. Aunque el tono del escritor se alejaba bastante del optimismo y la esperanza al imaginar que algo así pudiera darse alguna vez. 

Dr. Gang en Inspector Gadget

inspector_gadget

El hombre que todo lo ve desde el anonimato. No es el mismo caso que el anterior, pero una vez más la comunicación se establece cuando él quiere y casi siempre para emitir mensajes con órdenes a sus voluntariosos lacayos. Sentado en su silla de estudio, la pantalla le confiere el poder que él desea, que no es más que ese: mandar cuando se le antoja y observar sin ser visto. El primero lo comparte con Mariano Rajoy; el segundo, difiere algo más. Se ve que el Dr. Gang no debe de ser muy agraciado y prefiere las artes sibilinas a las nefastas campañas de imagen del Partido Popular.   

El payaso del triciclo en ‘Saw’

Este títere, que comparte su esencia con cualquiera de nuestros políticos, comparece hasta el cansinismo con las mismas intenciones: dar instrucciones y atemorizar al personal. Que si córtale un brazo y ráscate la espalda con él, que si ábrele el estómago y cómete su digestión… Recuerda mucho al gobierno -a este y a los anteriores- cuando nos dice lo de “venga, va, un esfuerzo… mira que si no lo hacéis no salimos de la crisis ¿eh?” y nosotros pensamos: “No te jo… ¿por qué tenemos que reparar nosotros una avería que han provocado ellos?”. Pues el payaso del triciclo lo mismo: primero se dedica a meterte llaves en los riñones y bombas en el hígado y luego te dice que a ver cómo te apañas para sacártelas.

Seguramente hay más, muchísimos más, aunque estos son los primeros ejemplos que se me vienen a la mente. Y si la cosa sigue así con Rajoy todavía habrá una más: ‘Todas las pantallas del presidente’ 

Esta es la segunda vez que comparece vía plasma en dos meses, pero no va a ser la última. Ya está ajustando el calendario a ver bajo qué pretexto unidireccional convoca a la prensa para la próxima. Que si una Junta Directiva, que si un Comité Ejecutivo… Ya veremos. Porque estas reuniones no son más que eso: pretextos.

Pretextos para lanzarnos órdenes a lo Dr. Gang, instrucciones como el payaso del triciclo o propaganda al estilo Gran Hermano. Mariano Rajoy nos ningunea a la par que se dirige a nosotros. Hoy lo ha hecho con mensajes intimidatorios sobre lo denunciable de la práctica del escrache; con propaganda en forma de falsas esperanzas como la salida de la crisis en 2014 -siempre al año siguiente al que nos encontremos- o discursos tranquilizadores que hablan de la corrupción como algo aislado en España; con instrucciones sobre cómo “remar todos juntos” para salir de este agujero.   

Desde el poco poder que me confiere este blog invoco una huelga de periodistas. No les demos el placer de que sus mensajes nos lleguen, por mucho que vengan acompañados de duras críticas por parte del redactor. Es lo que quieren, que se hable. No dejan que el pueblo se acerque a ellos –y esto viene de lejos– pero ¿cómo hubieran ganado -cómo alguien hubiera ganado- de no ser por la “propaganda” y el uso que hacen de los medios para llegar a todos los hogares? La prensa ha de ser consciente de su poder, y debe hacer uso de él más ahora que la situación es crítica para la profesión.  A ser posible, antes de que todos nosotros seamos sustituidos por pantallas.

Hola, eres europeo ¿Qué sabes de Chipre?

20 Mar

KATY L.

Hay veces que una escucha el nombre de algún país y piensa: me suena. Esto suele pasar con lugares que no son instintivamente actualidad, o que simplemente no han salido en las suficientes películas como para haber recreado una escena emotiva en nuestra mente. Cuando me surgió esta idea en la cabeza no pude evitar recordar el que para mi es el gran ejemplo: la curiosa pregunta que realizó hace ya unos cuantos años un miembro del jurado del Certamen de Miss España a una de las candidatas. He aquí la gran pregunta del embajador de Rusia: ¿Qué sabes de mi país?

Bueno, pues esto mismo es lo que pensé que ocurriría en muchas casas al ver que repentina e inexplicablemente Chipre había “cobrado” todo el protagonismo en nuestra particular conversación de sobremesa. Chipre siempre ha estado ahí -bueno, más bien allá-, justo debajo de Turquía. Es una isla, un trocito de tierra que ha sido “rescatado” por Europa. Ahora mismo no sé si me resulta más sencillo explicar qué es Chipre o qué es Europa, incluso el término “rescate” me otorga cierto matiz abstracto que repatea el común sentido de la vida.

Pero hablemos de Chipre, porque es un país que en cierto modo ya había sido “rescatado”. Cuando utilizo este término no pretendo en ningún momento hacerlo de forma positiva, incluso me atrevería a verlo como una especie de maldición. Bien, pues este histórico rescate chipriota tiene una explicación muy visual, si observáis la isla podréis ver que la parte norte pertenece a Turquía, que ocupó este territorio en el año 1974. Reino Unido es el otro beneficiario de la tarta, poseyendo dos enclaves soberanos. En cierto modo tiene gracia que sean precisamente Turquía y Reino Unido los que se coman este manjar tan repentinamente europeo.

chipretur

Pero la conocida “problemática chipriota” se remonta al mismísimo siglo XIX. Este enclave ha sido desde siempre un objeto de deseo para todas las almas colonizadoras: Gran Bretaña fue en 1878 la última gran potencia que ocupó la isla. Sin embargo, la problemática sigue vigente, los chipriotas, tanto griegos como turcos, han coexistido durante siglos, viviendo o más bien malviviendo una de las transiciones sin resolver más amargas de nuestra era. Como os comentaba, si observáis el mapa Turquía sigue resistiéndose a los designios de las Naciones Unidas y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, desde que en el año 1983 el partido turco declarase de forma unilateral la zona ocupada como Estado Independiente bajo el nombre de “República Turca del Norte de Chipre”. Bien, a pesar de constituirse como país independiente en 1960, la República de Chipre sigue dividida a la fuerza y es actualmente el único país en Europa que vive una situación similar desde el fin de la Guerra Fría.

En 2004 la Unión Europea le abrió sus puertas sin haber conseguido acceder como país unificado, pero ¿Qué país lo está? Los esfuerzos del pueblo han chocado continuamente con la negativa de la administración turca, una actitud en cierto modo respaldada por la comunidad internacional, ya que a pesar de las numerosas resoluciones y castigos de boquilla, las sanciones nunca sobrepasaron las puertas cerradas de la diplomacia. El mejor ejemplo para mostrar la impunidad de la situación tuvo lugar con el referéndum celebrado en el año 2004; a los chipriotas se les exigió decidir si rechazaban un plan que seguía manteniendo a Turquía como dominador de Chipre. La parte turca insistía en que no iba a desocupar las áreas acordadas hasta que las 40.000 personas que en ese momento las ocupaban estuviesen seguras, pero me pregunto yo ¿Qué pensaron los grecochipriotas que fueron desplazados por la fuerza en 1974?

Todo esto que os cuento puede resultar un material pesado, pero quizás sirva para entender que más allá de este trozo de tierra, hay una larga historia, una tensión institucional que mucha gente desconoce y de la que muchos políticos españoles se jactan cuando bromean y alegan haber respirado porque Chipre ha sido rescatado pero nuestro país no.

Nos creemos importantes, nuestro Imperio Contraataca sigue viviendo de rentas, mientras Chipre, paga las consecuencias del tamaño, de la historia, del “mal de la colonia”. Su pueblo debe pagar el devastador grosor de su banca, las sucursales han cerrado y las condiciones son inamovibles. Con todo este “percal” el Parlamento chipriota ha dado su primera negativa a Bruselas. Pero aquí señores “europeos” hubiese estado bien hacer un “democrático” referéndum al pueblo, aunque quizás los “comandantes” del Eurogrupo tengan aún muy presente la votación de aquel referéndum de 2004 en el que las personas dijeron: “NO, ASÍ, NO”.

Esto es otro estúpido artículo de opinión sobre Venezuela

6 Mar

CARLOS MIER

Hoy parece que todos hemos vivido en Caracas los últimos 15 años de nuestra vida. Comimos arepas, acabamos las frases con chévere, lucimos moreno de Isla Margarita y cantamos los goles de la vino tinto. De uno y otro lado lanzamos proclamas encendidas con que si la democracia, blablablá, que si la revolución, blibliblí. Es media tarde del día siguiente a la muerte de Chávez y estoy un poco hastiado ya de tanto (anti)Chavismo, así que me temo que no me va a quedar más remedio que hastiaros un poco a vosotros para hacer más llevadero el miércoles.

Yo, nacido en Asturias, residente en Madrid y aún insubordinado de ultramar, he querido ahora ser muchísimo más cauteloso. Raro en mí. La muerte de Chávez me pilla con un océano de por medio, y quizás ese ha sido el detonante que ha accionado una conexión televisiva en la que me retransmito a mí mismo manteniendo discusiones acaloradas sobre cosas de las que no tengo ni pajolera idea. Claro está, acompañado de un sinfín de contertulios que saben que se imaginan que saben tanto como yo del tema en cuestión. Venezuela es uno de nuestros favoritos. Cuando me he visto sentado con pierna cruzada, mano en mentón y ojos entornados con mirada orientada al infinito he estado a punto de desmayarme. Nunca hagáis examen de conciencia con la mitad de la semana por delante.

Dicho esto, queridas bustócratas y queridos bustócratos, y lejos de atreverme yo a opinar sobre el legado del amigo Chávez, he preferido dejaros una compilación de artículos para que comprobéis por vosotros mismos la dimensión de la tragedia. Y no me refiero a la tragedia panegírica sino más bien a la tragedia mediática. Sé que en parte es tirar piedras contra mi propio tejado y que la crítica corporativa está mal vista por mucha gente, pero esto es un post en el que pretendo ser un simple lector. Estoy seguro de que si lo hubiera tenido que escribir yo, la cosa hubiera sido incluso peor.

Lógicamente he elegido extractos de los dos grandes periódicos de tirada nacional porque en Bustocracia estamos obsesionados con la actualidad, ya que de lo contrario no podríamos competir en la Champion Lig de la información. Bueno, y porque he quedado para tomarme unas cañas en una hora, aparte de que estas tías pagan más bien nada por los textos. Que mucho periodismo libre pero luego colaboraciones gratuitas. Fascistas neocons.

Bueno, que El País será un gran periódico y eso, pero con Venezuela se le suele ir la olla. En el Pedro Jota Team no van tan allá, pero también se les ve el plumero. En contraposición también os adjunto alguna cosilla de medios digitales pequeños para que observéis diferencias. Lo de ABC, Gaceta y demás ya lo dejamos para otra ocasión, que no seré yo el que les genere visitas. Eso sí, por 15.000 al año hablamos, Marhuenda.

Espero que los disfrutéis. Hoy voy del palo del típico tío guay que dice aquello de “sacad vuestras propias conclusiones”. Juro que en breves volveré a ser ese listillo pseudoadoctrinante de otras ocasiones.

Os apuesto medio bolívar a que no llegáis al final. ¡Viva la revolución bustocrática!

DIARIO EL PAÍS
Para que lo cojáis con gusto, primero lo más gracioso. Os dejo los artículos de la edición digital de El País de hoy, todos repletos, como ya os imaginaréis, de datos que sustentan las opiniones vertidas en los mismos. Una lección de periodismo, vamos. Le doy un beso en un ojo al que encuentre más de tres argumentos que no estén basados en la megalomanía, las ínfulas dictatoriales y la “ineficiencia” de la economía venezolana. ¿Ineficiente con respecto a qué? Me encanta. Que sepáis que sois todos unos jodidos ineficientes.

  • Esto es un “análisis” ecuánime donde el único dato numérico son las fechas. Me encanta el uso de “miles de…” para ilustrar la situación. Ah bueno, sí, está éste: “Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la pobreza en Venezuela se situaba en un 49,4% en 1999 y era del 27,8% en 2010”. Pero luego ya le da igual hasta el final.
  • Título: “Un caudillo avasallador e imbatible”. Crema pura. Único número ilustrativo: 400.000 millones de dólares. Se ve que son los que ha invertido el gobierno chavista en la erradicación de la pobreza en la última década. El dato vuelve a perderse en el texto como una lágrima en la lluvia, una vez más, como si diera igual. Utiliza, como he visto también en la televisión, el concepto “pobre” o “clases populares” como el que se refiere a “conservadores” o “socialistas”. Son la “base” del electorado de Chávez. Como si la pobreza fuera una opción política. Ojo a “la pelota de Beisbol” y al “Marisabel, esta noche te voy a dar lo tuyo”. Top.
  • En este, sobre el petróleo, no tengo muy claro qué carajo quieren decir. ¿Está mal que Venezuela haya suministrado petróleo al resto de países de la región? ¿Dios puso el petróleo en zonas del mundo donde no saben aprovecharlo, doctor Kissinger? I have no fucking idea about the idea, with all due respect. Teniendo en cuenta el título, la maniobra de despiste te obliga a arquear las cejas: “El sillón de Bolívar queda vacante”. Mi má.
  • Venga bah, el editorial no lo manipulo.
  • Este otro es de lo más normal que hay en la edición digital de hoy. Es de Joaquín Villalobos, un guerrillero salvadoreño de estos arrepentidos, crítico con la izquierda latinoamericana después de haber estudiado en Oxford de mayor y reciclarse a político centrista. Aun así, y con la pertinaz sequía de datos o argumentos, de lo poco normalillo que se puede leer, contando con el sesgo ideológico y todo.
  • Descojonante. No he podido llegar al final. Llama mucho la atención el titular “Un molesto gatito para el Imperio”, pero luego al final se descubre que la cosa tiene carne de caballo y bacterias fecales.
  • Ataques a la eficiencia económica. No os apuréis porque no hay fuentes. Luego os pongo lo mismo pero al revés. Hay que tener fe, esto va de tener fe. 

Bueno, y poco más en El País digital. Leo informaciones secas sobre los siete días de luto y lo adoctrinada que está la marea roja recordando al “mandatario”. Luego me quedo con la sensación generalizada de que los venezolanos son retrasados y están incapacitados para decidir por ellos mismos. Finalmente no puedo evitar echarle un vistazo a un par de recopilatorios de “frases y chascarrillos” muy ilustrativos y dignos de cuenta de youtube. Supongo que esta tónica se mantendrá todavía unos cuantos días.

*Para saber más de las razones por las que a PRISA no le gusta el Chavismo:
http://www.nodo50.org/plataformabolivariana/Opinion/InteresesPrisaAmerica.htm
http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article42306
http://www.eldigitaldecanarias.net/enviar2885.php
https://www.diagonalperiodico.net/saberes/intereses-empresariales-marcan-rechazo-prisa-gobiernos-venezuela-y-bolivia.html
http://www.revistapueblos.org/old/spip.php?article941
http://www.soberania.org/Articulos/articulo_1129.htm

Algunos están cogidos con pinzas y otros tiene algunos años, pero valen igual. Fe, amigos. Fe.
Me voy con Peter Jay.

EL MUNDO
A mí personalmente El Mundo me ha dado menos ganas de vomitar, aún dentro de su falta de pluralidad de opiniones y sus datos sin ningún tipo de referencia.

El déficit fiscal venezolano es el más alto de Latinoamérica. El país tiene que luchar con una inflación del 40% y la escasez de productos es moneda corriente. Mientras la boliburguesía se enriquece, la revolución ha destrozado a la economía venezolana. Y el ogro filantrópico ocupa el puesto 143 (de 144 países) en el Índice Global de Competitividad (¿Qué índice?¿Por qué no me lo facilita?) en la categoría de “desperdicio de gasto público”. Más de 20.000 venezolanos han perdido la vida por la inseguridad ciudadana y la corrupción alcanza niveles sistémicos. Amnistía Internacional y Human Rights Watch han denunciado continuas violaciones a los derechos humanos (¿Cuáles?). Esta es la herencia real del chavismo: la destrucción institucional, la consolidación de un modelo asistencialista insostenible en el tiempo y la polarización cainita que amenaza la gobernabilidad. 

Basta con teclear índice Global de la Competitividad en Google para consultar ese informe, comprobar quién lo realiza (Foro Económico Mundial, ah es verdad, los que organizan Davos todos los años) y ver quién ocupa los primeros puestos (nuestra querida Suiza, seguida de cerca por Singapur y con el gran Hong Kong en undécima posición). Creo que a esos tres países los podemos encontrar bastante arriba en otra lista. Venga bah, que no hago sangre, si en realidad adoramos la palabra competitividad, ¿no?. A ver, al autor puede que le hayan pedido el artículo de un día para otro. Tampoco hay que exagerar.

“Sólo un 8% de las mayores empresas españolas cree que la crisis internacional ha golpeado a la economía venezolana. Esta es una de las conclusiones del informe ‘2012: Panorama de Inversión Española en Latinoamérica’ del IE Business School.  El estudio dirigido por el economista Juan Carlos Martínez Lázaro, que recoge las opiniones de una treintena de las empresas que cotizan en el selectivo Ibex 35, destaca cómo Venezuela vive un presente económico dulce pero sobre su futuro hay muchas sombras. Un 45% de las compañías considera que la situación económica de la República Bolivariana es ‘muy buena’ y otro 40% la tacha de ‘buena’. Ninguna cree que le vaya ‘mal’, como sí ocurre con Brasil y Chile.”

¿En qué cojones quedamos?¿Es un buen negocio Venezuela o no? A veces vestir con estudios un artículo hecho a prisa y corriendo juega malas pasadas.

Luego ya, un vídeo conmemorativo (http://www.elmundo.es/especiales/internacional/hugo-chavez/video.html), selección de greatest hits (¿Por qué no te callas?, etc), marea roja “alienada” en Caracas, otra vez la sensación de que los venezolanos que votan a Chávez son retrasados, y así vuelta a empezar.

OTROS MEDIOS
Desgraciadamente para mí, me he centrado tanto en leer lo que no debería haber leído, que al final tampoco le he prestado mucha atención a las alternativas, sobre todo a las pequeñas. Por lo poco que he podido apreciar, y por lo poco que recuerdo de las veces que me he sumergido en la red buscando alguna referencia que valiera la pena y, de paso, que justificara mis puntos de vista (ya sabéis que en internet siempre encuentras lo que buscas), es un hecho que los artículos de apoyo a Chávez, ya sea en una de esas declaraciones timoratas como pidiendo perdón o ya directamente una arenga visceral, siempre están repletos de datos o referencias. Debe ser que al final los números están de su parte.

http://www.publico.es/internacional/451789/la-prensa-espanola-ajena-a-que-seran-los-venezolanos-quienes-decidiran-su-futuro.html

http://www.publico.es/internacional/451705/chavez-un-legado-de-dignidad-para-un-continente.html

http://blogs.publico.es/elmundo-es-un-volcan/2013/03/06/el-carisma-no-se-hereda-pero-maduro-no-lo-necesita.html

http://www.eldiario.es/zonacritica/presidente-Chavez-Presidente_6_108199183.html

http://www.eldiario.es/zonacritica/historia-absolvera-hugo_chavez_6_107849242.html

https://www.diagonalperiodico.net/global/lo-irreversible-y-hugo-chavez.html

Y aquí pa dar y tomar:
http://www.rebelion.org/seccion.php?id=19

Y aquí ni te cuento:
http://www.attac.es/category/internacional/latinoamerica-internacional/

Bueno, ya está todo el pescao vendido. Espero haber aportado mi particular grano de arena. Si habéis llegado hasta aquí os debo un bolívar. Os lo pagaré por giro postal, que igual para cuando os llegue ya vale un 20% más. Con suerte.
Y sí, estáis en lo cierto. Soy un manipulador. Pero ya sabéis el dicho: quien manipula a un manipulador, tiene 100 años de descuento en Iberia. Para emigrar a Latinoamérica, digo. Si es que para entonces Iberia sigue existiendo. Eficientemente hablando, claro.

Jorge Fernández Díaz no es gay, es del Opus Dei

4 Mar

jorgeee

KATY L.

El Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, exclamaba hace unos días ante la Santa Sede en Roma, que el matrimonio homosexual  “no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos” y que no garantiza la pervivencia de la especie. Bien, detrás de este despropósito humano hay una larga historia, preparen el equipaje porque vamos a hacer un explicativo “peregrinaje” por la vida de este “buen cristiano”.

Jorge es el segundo de una familia de diez hermanos, su padre, militar franquista nacido en Navarra, correteó por la península hasta asentarse en Barcelona, ciudad en la que nuestro ministro creció como ser y como político. Tras conseguir formar parte del Cuerpo de Inspectores Superiores de Trabajo y Seguridad Social del Estado, Fernández Díaz inició su andadura en el centro-derecha catalán. Su recorrido dentro de formaciones como UCD y CDS le llevó hasta Alianza Popular, donde asentaría su carrera  política hasta hoy.

Fiel escudero de Mariano Rajoy durante los gobiernos de Aznar, Fernández Díaz alcanzó la cima de las “carteras políticas” cuando el gallego se alzó como presidente en noviembre de 2011. Cuando juró su cargo afloró su “buen cristiano” y aseguró ser muy devotos de Santa Teresa. Su relación con ella va más allá de un simple juego, oculta la historia de su niñez.

Jorge esconde un idílico pasado en tierras aragonesas, concretamente en Maluenda; cuando era niño acudía con frecuencia a esta pequeña localidad para visitar a su tío, sacerdote y capellán del convento de las carmelitas. Su tío, se llamaba como él y compartían apellido, así, el Padre Jorge Fernández hizo de magnífico maestro para Jorge Junior, que conoció de primera mano la vida de la clausura y la profunda religiosidad que habita entre los seculares muros de “las descalzas”.

maluenda

En la actualidad dieciséis monjas habitan en el convento de Maluenda, que no de Marhuenda. Nueve de ellas son peruanas, según dicen, para fortalecer  a un equipo donde las monjas españolas ya superan los 80 años de edad. Son un fiel reflejo de la “pervivencia” de esta institución, que se ve obligada a buscar más allá de nuestras fronteras para proteger nuestra especie.

En su despacho del Congreso de Los Diputados, Jorge Fernández Díaz tiene un enorme retrato de Tomás Moro, santo al que Juan Pablo II pedía que se encomendaran los políticos para obtener fortaleza, paciencia, perseverancia y buen humor. Quién sabe si esta imagen sirve para evitar que Artur Mas realice consulta alguna, o para permitir que los sacerdotes como su tío puedan reproducirse por gracia de Dios.

En una entrevista que concedió como ministro, Jorge aseguraba haber sufrido una “conversión”, decía que antes no negaba a Dios, sino que simplemente vivía como si no existiera. Manifestaba que todo cambió cuando se dio cuenta de que su vida solo tenía sentido a la luz de Dios y reconocía que su plan de vida está muy próximo al Opus Dei. De hecho, es miembro de la organización, es un supernumerario más.

Todas las actividades dirigidas a ellos se separan para hombres y para mujeres, y es aquí donde puede radicar el origen de sus crispantes palabras sobre la homosexualidad. Un hombre acostumbrado a relacionarse con hombres, un hombre que respeta la vida humana y que ha visto que aunque el roce hace el cariño, nunca es suficiente.

Jorge dice que sufrió su “iluminación”en el año 1997, aunque tuvo un camino de retorno allá por 1991 cuando fue a Las Vegas y pensó “donde abundó el pecado, sobreabundó la Gracia”. El ministro piensa que las cosas no suceden porque sí, gracias a los amigos o por lo listo que uno sea, para explicarlo citaba a San Agustín y exclamaba “Ah, Señor, eras Tú”. Aunque lo que verdaderamente quería decir fuese, “Ah, Rajoy, eras Tú”.

Cómo perder la cabeza con el burka

3 Mar

EVA Y.

A veces resulta entretenido analizar nuestros esquemas mentales, nuestro sentido de la libertad y nuestra incapacidad para entender que nuestras creencias no son universales.

Vemos la paja en el ojo ajeno, especialmente si el ojo pertenece a alguien que consideramos más débil que nosotros y al que nos vemos obligados a ayudar por compasión y auto-satisfacción. Y tenemos tan asumidas como “normales” algunas costumbres camufladas entre las paredes de la Democracia, que no detectamos las constantes incoherencias que se dan entre nuestros actos y nuestros discursos.

Por ejemplo, la proclama de la igualdad entre el hombre y la mujer; una causa que cualquier mujer, como tal, debería perseguir y defender en TODAS sus dimensiones. Desde la igualdad en el trabajo -una de las peticiones más firmes- hasta la igualdad en la estética. Pero respecto a esta segunda tipología hay un pequeño problema: las mujeres creemos que nos maquillamos, depilamos, encadenamos dietas y calzamos tacones por hacernos un favor. La frase: “Me arreglo para gustarme a mí misma, no a los demás” está a la orden del día. 

tachar

Cuando la escucho -puede que yo misma la haya dicho alguna vez- se dibujan en mi cerebro paisajes apocalípticos y desolados, como la ciudad de Londres en “28 días después” o el mundo entero en “Mecanoscrito de segundo origen”. Y sobre el pensamiento de una mujer pasándose la silk-épil en ese contexto, aparece una enorme cruz negra, como indicio de descarte, tachando la imagen mental.

Es cierto que nadie nos obliga ni amenaza, y que no supone perjuicio para nadie más que para nosotras mismas -la inversión de tiempo en tuneado no es ninguna broma-. Pero existen prejuicios y estigmas sociales que nos hacen rechazar los pelos y los michelines. No puedo decir que conozca la historia del maquillaje, la depilación ni los tacones, porque no es así; pero aunque en un principio hubieran respondido a algún tipo de imposición, la mayoría no cuestionaríamos su validez; es una costumbre totalmente arraigada en nuestra comunidad que no vemos dañina, sino gratificante.

Todo el rollo anterior para manifestar mi acuerdo con el Tribunal Supremo al anular la prohibición del uso del burka en el Ayuntamiento de Lleida. Una medida adoptada en 2010 a petición del gobierno municipal (PSC) y su alcalde, Ángel Ros y que tras el fallo del Supremo queda invalidada.

Cabe pensar en las buenas intenciones de la corporación municipal, pero el simplismo con el que se articula la ordenanza deja patente el problema ya mencionado: la incapacidad para entender que los valores propios no son universales.

burka

Partir de la base de que las mujeres llevan hiyab o burka únicamente por coacción o por imposición de sus maridos no es más que una muestra de paternalismo. Y sí así fuera, el burka no sería precisamente el problema a erradicar. ¿Qué sentido tendría que la administración prohibiera por un lado y el marido obligara por otro? ¿No se convertiría la mujer en una pelota de ping-pong sin margen para elegir su propia dirección?

Ahora, hagamos el esfuerzo de imaginar que igual que aquí llevamos shorts de lentejuelas de Bershka, nos quemamos el pelo con tenacillas o nos enterramos la cara bajo cantidades ingentes de productos químicos de colores -sin que formen parte de una simbología religiosa-, estas mujeres llevan hiyab o burka por voluntad propia. Si ponemos de nuestra parte, tal vez esta posibilidad perfore nuestros prejuicios y se abra paso en nuestra mente, como lo hace la luz del sol al atravesar el ojo de la cerradura de un gran portón oxidado. Y si así fuera, la prohibición de su uso podría suponer la incomodidad y la reclusión de estas mujeres de los espacios públicos.

La obligación es la forma más fácil de explicar lo que no podemos asimilar según nuestros valores prefabricados; y la forma más fácil de resolverlo, su prohibición. Supuestamente, así nacieron las religiones.

En palabras del propio Tribunal Supremo: “[…] no consideramos adecuado que, para justificar la prohibición que nos ocupa, pueda partirse del presupuesto, explícito o implícito, de que la mujer, al vestir en nuestros espacios públicos el velo integral, lo hace, no libremente, sino como consecuencia de una coacción externa contraria a la igualdad de la mujer […] “.

burka gracias

¿Y qué decir de ese argumento que señala al burka como desestabilizador del orden público y la paz social? Que antes no había pensado en ello, pero ahora me domina la paranoia cada vez que en la Puerta del Sol veo a Bob Esponja o a Dora la Exploradora con esas inquietantes sonrisas que auguran fatalismo; que cuando levantan la mano para saludar pienso que van a sacar una pistola de ese mar de felpa; que atravesar la Plaza Mayor se ha convertido en una secuela de la guerra de Vietnam.

Pero donde realmente ha metido la pezuña el Ayuntamiento de Lleida, intentando estar a la vanguardia en prohibiciones modernas al nivel de algunos vecinos europeos, es en vulnerar la libertad de culto. Quizás los redactores de la Constitución, allá por el 78, no imaginaron el “embolado” en el que metían a sus socios del futuro al establecer derechos fundamentales que, o bien fueron mal articulados o bien fueron demasiado pretenciosos otorgando el beneficio de la duda a nuestra propia sociedad. Escribieron sobre algo llamado libertad religiosa cuando aún no somos capaces de respetar la de expresión.

No tengo soluciones para este asunto tan extremadamente delicado: desde luego, no lo apoyo, pero tampoco su prohibición sin miramientos. Ni siquiera el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sabe cómo limitar la estrecha línea entre la obligatoriedad y la decisión propia, porque muchas veces de la primera, nace la segunda. Pero a menudo me pregunto si este afán por entrometerse en culturas ajenas amparándose en la dignidad y la igualdad de los individuos no será más que una burda artimaña dirigida por el miedo a que costumbres “invasoras” borren los vestigios de nuestras viejas tradiciones.

En esta caso es necesario un profundo ejercicio de abstracción para tratar de “comprender” o empatizar un poco más con lo que nos es ajeno, al tiempo que evaluamos desde el prisma del distanciamiento lo que nos es común.

Ahí están las monjitas de clausura, encerradas de por vida entre muros de piedra y aparatosas vestimentas, condenadas a no relacionarse más allá de lo que establecen los límites de su convento y sus creencias. Quizás es el hecho de no verlas lo que nos hace tolerar su estilo de vida; o quizás el hecho de que se encierren por voluntad propia. No sé si cuando pensamos que el uso del burka es indigno porque aísla a la mujer de la vida social hacemos lo propio con las monjas de clausura. Ellas llevan la cara al descubierto -esos 10 centímetros cuadrados de carne que les otorga el hábito como tregua- pero nadie se la va a ver.

burka monja

En lo que a religión se refiere, España -que vendiénose como “aconfesional” se hace cómplice de la publicidad engañosa- ni el Catolicismo están para dar lecciones sobre igualdad entre hombre y mujer. Echemos un vistazo al Vaticano o a la Conferencia Episcopal. ¿Detectáis señoras? Yo tampoco. Están todas en los conventos de clausura, en los coros de las parroquias o limpiando las casas de los curas. Y aunque, pese a todo lo escrito, no me guste el velo integral -pero menos aún su prohibición-, me alegría si Dios, desde los cielos, cubriera con burkas a todas esas UVAS PASAS masculinas que desde sus tronos de terciopelo dicen representarle en la Tierra. Solo así me haría creyente.

Un despacho en diferido

26 Feb


genova_478x317 (1)

KATY L.

Estimados ciudadanos de este nuestro país, hoy voy a hablaros en diferido, lo voy a hacer porque cuando leáis estas palabras ya habrán sido escritas tiempo atrás. Bien, este ejemplo sirve para tratar un nuevo episodio de “Hablar en Tiempos Revueltos” y nuestra protagonista no es otra que la señora María Dolores de Cospedal.

Su historia es aparentemente sencilla, pero esconde un complejo entramado de palabras que con el paso del tiempo va otorgándole dificultad al mensaje político, tanto para el emisor como para el receptor. Se trata de un nuevo fascículo de “Bárcenas y Otros Tres o Cuatro Cerditos”.

En esta ocasión la escena tiene lugar en una rueda de prensa de las de ahora, en las que el político elude responder a las preguntas. La ofrecía la Secretaria de Organización del Partido Popular tras una reunión con el comité de dirección. Cospedal fue la encargada de “explicar” las condiciones en las que se acordó la salida del extesorero del PP para que la retención a la Seguridad Social terminara de abonarse el pasado diciembre, cuando se supone que Bárcenas había negociado su salida de la organización en abril de 2010 tras verse salpicado por la trama Gürtel.

Bien, lo que se produjo según Cospedal fue una “indemnización fracturada, en diferido”, un supuesto acuerdo entre el partido y Bárcenas, del que Rajoy era plenamente consciente, y por el cual se llevaba a cabo una “simulación de retribución” hasta diciembre de 2012. Escuchen el extraño balbuceo de Cospedal en diferido:

La Real Academia Española de la lengua define diferido como: “Dicho de un programa de radio o de televisión: que se emite con posterioridad a su grabación”. Cuando se refiere al verbo diferir dice que se trata de “aplazar la ejecución de un acto”, pero todos sabemos que su uso puede variar, puede adquirir otro cariz, el de “disentir, no estar de acuerdo”.

Tras el balbuceo de Cospedal, solo que me queda pensar en la parte oculta que entrañan sus palabras, o mejor dicho en su “simulacro” de discurso. La comunicación política ha desvirtuado por completo la naturalidad de nuestro lenguaje ¿Desde cuando se utiliza el término diferido para calificar a una indemnización? ¿Se puede calificar de simulacro una relación jurídica? Para la abogada del Estado todo parece sencillo, normal, natural, simple, pulcro, limpio, incluso se muestra comprensiva. Cospedal asegura que “a uno le puede llegar a parecer mal como se pactó, pero así fue”.

Así fue, así es y así será. Qué triste es nuestro país cuando quiere y qué lamentable es el lenguaje de los políticos españoles. Bueno, sus “palabros” y sus “despachos”. Entrecomillo el último término porque hasta el mismo Bárcenas poseía uno en Génova a pesar de no trabajar para el Partido Popular, y es que hasta para esto el lenguaje político es perspicaz. El extraño habitáculo del hombre de los sobres servía para acumular documentación, pero no era un despacho, aunque podía acudir a la sede siempre que quisiera y tenía a una persona para que estuviera al tanto de las llamadas o la “correspondencia” que pudiera recibir. Señores, lo de Bárcenas es lo que Cospedal calificaría como un auténtico “despacho en diferido”.

Esos sobres de moda

18 Feb

Dolores-Cospedal-Santamaria-Vaticano-PP_EDIIMA20121007_0102_13

KATY L.

Estaba yo pensando en la posibilidad de asistir a una boda con un nuevo concepto en mi cabeza, lo he denominado “sobre-mantilla”. Con  motivo de la Madrid Fashion Week han surgido en mi mente nuevas posibilidades a la hora de vestir; el fruto de esta idea tiene muchos orígenes, aunque bien es cierto que Bárcenas y Adriana Ugarte son los auténticos protagonistas.

En un mundo donde la moda se considera una forma de expresión, incluso de revolución social, las prendas contienen significado propio. En este caso, el de los “sobres-mantilla”, la corrupción adquiere un nuevo formato, sería algo así como una nueva vía para canalizar la ira humana.

En medio de este proceso creativo, los bocetos han aparecido en mi cabeza cual combustión espontánea. Estaba casi a punto de sentirme Carrie Bradsow en cualquier cafetería neoyorkina cuando pude ver los detalles de aquel nuevo fetiche de pasarela. Un sobre, pulcro, pálido, casi virgen, sujetando cualquier cabellera y arropado por una mantilla casta, de linaje, totalmente negra. Una pieza  deseada por toda abogada del Estado, un monumento sutil y funcional en el que poder trasladar la codicia en “B”.

Error-Adriana-Ugarte-Goya_ESTVID20130218_0001_6

En la recién celebrada Gala de los Goya pude observar los problemas que causan los sobres en nuestro país y sentí la necesidad de ofrecer una respuesta, la confusión de este antiguo soporte de correos en la voz de Adriana Ugarte logró suscitar una terrible sensación de angustia en todas nuestras casas. Había que remediarlo, pero había que hacerlo de una forma práctica, aunando nuestros símbolos más tradicionales: la corrupción y la mantilla.

La combinación del sobre y la mantilla podría alcanzar un nuevo escalón en las romerías españolas, sería una forma de extender la corrupción más allá de la política nacional. Todo ello pondría fin a las cutres artimañas implantadas en las corporaciones locales. Como ya les dije, el “sobre-mantilla” pretende ante todo llegar a las casas de cada español, sin ningún tipo de prejuicio, equiparando la desigualdad de oportunidades que nos ofrece esta sociedad en “B”.

¿Spoiler o fake gubernamental?

16 Feb

EVA Y.

Desde que comenzó la crisis económica y, sobre todo, desde que esta se convirtió en una mujer hecha y derecha, a todos nos vienen interesando más la política, la economía y el derecho. Seguimos los telediarios, los boletines radiofónicos, la prensa digital y escrita y las redes sociales casi a diario, ávidos de conocer novedades sobre casos de corrupción política o de informarnos sobre acciones de protesta ciudadana.

Quien diga que ‘Cuéntame’ es la serie de más éxito en el momento, miente. Hoy por hoy, la serie con más adeptos en España es la que protagoniza Mariano Rajoy. Creada por la productora El espíritu de la Transición y firmada por los guionistas de ‘Los hilillos del Prestige’, ‘Todo es falso, salvo alguna cosa’ llega a su segunda temporada batiendo récords de audiencias (también en los juzgados) y ofreciendo unas dosis de emoción que bien podrían preceder a un desenlace inminente.

mariano rajoy televisión

Sabemos que El espíritu de la Transición ya ha acabado de grabar todos los capítulos de esta temporada. Y, como siempre, están los típicos listillos que por ‘H’ o por ‘B’ (me aventuraría a decir que en este caso es por ‘B’) ya saben lo que pasa en los próximos capítulos. Estos listillos querrán hacer alarde de su situación privilegiada y tratarán de darte pistas o contarte lo que sucede en las siguientes entregas. O sea, querrán hacer spoiler. Sin embargo, muchas veces lo que se filtra sobre una serie es falso, lo que por Buitrago de Lozoya conocen como un fake.

Pues bien, todo esto para plantearos un caso: no sé si he sido víctima de un spoiler o un fake sobre ‘Todo es falso, salvo alguna cosa’ y quiero conocer vuestra opinión. La semana pasada, yendo en autobús hacia mi casa, se sentó detrás de mí un hombre sobre el que no tengo más referencias que su gusto por las conversaciones telefónicas. Yo no pude más que permanecer y escuchar, y como sus historietas despertaron mi interés  -pese a que podrían fastidiar el seguimiento de mi serie favorita- tiré de bolígrafo y papel y anoté algunas frases.

SPOILER (o fake)

El listillo (al que a partir de ahora llamaremos Pepe) desvelaba cuestiones de guion pero también de backstage. La cosa anda revuelta tras las cámaras. Según Pepe, Ana Mato -una de las actrices que más atención está acaparando últimamente- quería tirar la toalla y dejar la serie tras el giro de su personaje. El equipo de ‘Todo es falso, salvo alguna cosa’ se lo habría impedido por no dar muestras de debilidad en uno de los momentos más importantes para la serie. Otro compañero de reparto, Cristóbal Montoro, abandonará la serie en breves. Las razones serían su mala relación con Luis de Guindos, su poca empatía con los espectadores al subir todos los impuestos y, sobre todo, la amnistía fiscal por él ideada y a la que podría haberse acogido Luis Bárcenas, ya fuera del plantel actoral.

Montoro y de Guindos

Imagen de Elmundo.es

Como contaba Pepe a su interlocutor todo esto ocurriría en una o dos semanas, tras el capítulo especial ‘El debate sobre el Estado de la Nación’ -que como sabéis este año será doble y dedicará un episodio al Consejo Europeo-. La productora El espíritu de la Transición usaría ese capítulo para sustituir a algunos actores impopulares por otros nuevos.

Volvamos a cuestiones de guion con el tema de las auditorías del PP, esas que tanta expectación crearon en un principio y de las que nada hemos vuelto a saber. Resulta que, según Pepe, estaba previsto que el capítulo dedicado a las cuentas del partido -cuyos resultados ya se conocerían- tendría que haberse emitido hace días pero el equipo de ‘Todo es falso, salvo alguna cosa’ lo retrasó por alguna misteriosa razón. 

La última revelación de Pepe a su oyente (y a medio autobús) fue sobre la trama de los sobresueldos que Bárcenas concedía presuntamente a dirigentes del Gobierno. Parece que no ocurrirá gran cosa. Pepe comentaba que al tratarse de un delito fiscal menor de pronta prescripción y, sumando esto a la lentitud de la Justicia, todo rastro de culpabilidad desaparecería sin más ni más. Vamos, que de ser cierto esto sentaría como un tiro a los fans de la serie, peor incluso que el final de ‘Lost’.

Si habéis llegado hasta aquí, cosa que os honraría por vuestra capacidad de consecución, os pido que votéis en la siguiente encuesta.

Y sí… Ahora soy una de esas listillas que quiere hacer alarde de su situación privilegiada.